Jubilaciones, plan Potenciar Trabajo y becas Progresar: cuáles serán los nuevos montos con el anticipo de la suba del salario mínimo

Economía

El Gobierno decidió aumentar más rápido el piso de remuneraciones de 35% firmado en abril con gremios y empresarios.


El Gobierno decidió acelerar los tramos de aumento del salario mínimo, vital y móvil que impactará en distintas prestaciones que paga el Estado, en los ingresos de los trabajadores informales y, en menor medida, en los convenios colectivos de trabajadores del sector privado. En abril el reajuste fue decidido en 35% en siete tramos, pero terminará por hacerse en tres etapas hasta septiembre.

El piso salarial para los trabajadores formales tuvo un incremento retroactivo en abril de 9% y luego contó con actualizaciones mensuales en mayo, junio (4% en cada caso). En julio se preveía un 3% -con el nuevo decreto será de 6%-, y quedaban pendientes reajustes en agosto, noviembre y por último en febrero.

Pero el avance de la inflación y la reapertura de paritarias generales que propició el Gobierno en las últimas semanas para evitar que el salario termine el año con su cuarta pérdida consecutiva de poder de compra forzó al Poder Ejecutivo a revisar sus propias pautas de incrementos.

Así, por ejemplo, evalúa reforzar los aumentos de salario de los trabajadores del sector público, que hace apenas un mes habían rubricado una paritaria de 35% y que los gremios firmaron a pesar de considerar que no recuperaba el poder adquisitivo perdido en los últimos meses. El Gobierno puso ahora sobre la mesa la posibilidad de negociar un adicional. ATE, uno de los sindicatos involucrados en las conversaciones, pedirá que al menos termine en un 40 por ciento.

Programas sociales: cómo cambiarían con una suba del salario mínimo

El cambio en el mecanismo de actualización del salario mínimo que decidió este lunes el Gobierno nacional no implicará un monto más alto al finalizar los tramos de incremento pero sí que llegarán más rápido. En términos prácticos la actualización del piso remunerativo tiene una influencia mayor en el gasto del propio Estado que en el mercado laboral del sector privado.

Según explicaron fuentes oficiales y empresarias, esto sucede porque algunas de las prestaciones sociales que otorga el Poder Ejecutivo están atadas a ese valor, mientras que la mayoría de los convenios colectivos de trabajo ya tienen salarios que están por encima de ese monto. Entre esos programas sociales están las becas Progresar, el Potenciar Trabajo y los seguros de desempleo.

-Potenciar Trabajo:

Para el caso del programa Potenciar Trabajo, que depende del Ministerio de Desarrollo Social, sus montos se actualizan con los mismos porcentajes que el salario mínimo. El programa implica una carga horaria de media jornada (cuatro horas) en trabajos de distintos rubros, y recibe un monto igual al 50% del salario mínimo. Actualmente, Potenciar Trabajo otorga 12.600 pesos a casi un millón de personas.

Tras la primera actualización de 9% en abril en el piso de remuneraciones formales, el monto a percibir por los beneficiarios pasó desde los $10.800 a poco más de 11.200 pesos y continuó ajustándose con los sucesivos aumentos. En julio, entonces, el monto será de $13.608, mientras que hacia septiembre la suma a cobrar ascendería a 14.580 pesos con el 35% firmado en abril.

-Jubilaciones:

Un cambio en el salario mínimo también impacta en parte del sistema previsional. Es el caso de las jubilaciones de personas que completen los 30 años de aportes: sus haberes deberán ser como mínimo equivalentes al 82% del salario mínimo, vital y móvil.

El cronograma de aumentos por tramos indica que hacia septiembre, cuando tiene lugar el último ajuste de 1% que completa el 35% total, el piso de haberes para quienes cuentan con los 30 años de aportes debería ser de, por lo menos, $23.900.

-Becas Progresar:

En este caso el impacto es indirecto. Para esta ayuda salarial dirigida a estudiantes universitarios, el salario mínimo vital y móvil funciona como tope para la entrega de la beca de estudio. El beneficiario, menor de 24 años, lo cobra si su familia gana menos de tres salarios mínimos.

En adelante ese tope se mueve en relación a los incrementos mensuales que tendrá el SMVM entre abril y septiembre, durante los tramos firmados. Comenzó con un tope entonces de $67.300 aproximadamente y cuando finalice la vigencia de este acuerdo rubricado entre gremios y empresarios el límite de ingreso familiar para ingresar sería de $87.840 en septiembre.

-Seguro de desempleo:

La prestación que otorga Anses por desocupación replica el mismo ritmo de suba que se acuerde para el piso de remuneraciones. De esta manera, el rango que se paga actualmente, de entre $6.000 y $10.000, pasará en septiembre próximo a ser de 8.100 y 13.500 pesos con el 35% rubricado en abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *