Debutan Los Pumas 7 en Canadá para reafirmar su formidable presente

Deportes

El seleccionado argentino vuelve al ruedo internacional este viernes en el Seven de Vancouver. 


El seleccionado argentino de debuta este viernes en el Seven de Vancouver frente a Canadá a las 20:41. El conjunto dirigido por Santiago Gómez Cora buscará defender el título obtenido en 2023. España y Fiji son los otros dos equipos que completan el grupo. Argentina llega como el gran candidato a ganar el torneo, luego de haberse consagrado campeones en Perth. ¿Pero cuáles son las claves de este equipo que provoca admiración en cualquier lugar donde juegue? Estas son algunas de las razones por la que se transformaron en los dueños del rugby seven.

1. Primero hay que destacar el alto nivel de varios de sus jugadores. Desde el capitán Santiago Álvarez Fourcade, Agustín Fraga, Germán Schulz o Toto Mare, pero se puede hacer foco en los tres más destacados.

Rodrigo Isgró: El mejor jugador del mundo en la temporada pasada sigue en la cresta de la ola. No jugó las primeras etapas (Dubai y Ciudad del Cabo) porque no había hecho la pretemporada con el equipo por haber sido parte del seleccionado de Los Pumas en el Mundial de Francia 2023 y volvió para levantar la copa en Perth. Dueño de todas las salidas del equipo, se convirtió en una pieza clave para recuperar la pelota y definir con sus destrezas y su juego aéreo.

Marcos Moneta: El jugador más rápido del circuito. Durante años nos enloquecimos viendo las corridas de Perry Baker o de Carl Isles y cómo dejaban atrás a todos los contrarios. Bueno, ahora hay un argentino que pasa por arriba a todos y les gana como si los demás fueran lentos. Un jugador que con su velocidad inventa tries en cualquier momento y que no necesita de una estructura de juego para poder definir, en cuanto tiene espacio te mata.

Luciano González Rizzoni: El hombre fuerte del equipo. Todos los planteles necesitan de uno que haga el trabajo sucio para que algunos puedan resaltar. El “Bulldog” (así lo apodaron los contrarios) es el mejor ballcarrier, el que golpea y junta marcas. A veces parece imparable, en todos los torneos hace tries a pura potencia.

2. La cúspide de un proceso. Santiago Gómez Cora empezó a trabajar como head coach del seleccionado de seven en 2013. Fueron muchos los planteles y jugadores que transcurrieron durante esta etapa. Una etapa que llegó a un nivel altísimo gracias a un proyecto respetado durante muchos años. Santiago puso orden, armó una estructura y un plan de juego que todos respetan a rajatabla. Armó lo que ellos llaman “la familia”, de hecho estas palabras utilizó Rodrigo Isgró para definir el equipo cuando le preguntaron cómo fue la vuelta del equipo de 7 luego de su paso por Los Pumas y como lo recibió el entrenador: “Me dio la bienvenida de vuelta al equipo, a la familia. Con Santi estuvimos en contacto un montón de tiempo mientras estuve en Los Pumas. Fue al Mundial y estuvo en varios partidos. Por suerte, pudimos hablar bastante durante el Mundial en estos meses y que me dé la bienvenida fue algo muy lindo. Estoy muy contento. Tuvimos una charla cuando estábamos haciendo video y me emocioné mucho, se me puso la piel de gallina, porque, aunque obviamente disfruté mucho lo otro, extrañaba estar acá y compartir con los chicos”.

3. El equipo aprendió a jugar las definiciones. Hasta 2022 los Pumas solo habían ganado dos medallas de oro, Los Ángeles en 2004 y San Diego en 2009, por alguna razón lograban llegar a la final pero muy pocas veces ganaban. De 2022 hasta hoy ganaron cuatro torneos, vienen de ser campeones en las últimas dos etapas (Ciudad del Cabo y Perth) y segundos en el primer torneo de esta temporada (Singapur).

4. Los jugadores que se integran se acoplan muy rápido. Pasó con todos los nuevos. Matías Osadczuk es uno de los claros ejemplos. En la primer temporada del jugador oriundo de SITAS fue elegido rookie del año. Los jóvenes Tobías Wade, Matteo Graziano, Joaquín Pellandini y Alejo Lavayén debutaron como si fueran jugadores experimentados y por ejemplo Toto Mare se adaptó sin problemas tras su vuelta al seven luego de su paso por el rugby de 15 en Europa.

5. La decisión de la UAR de armar un seleccionado que se especialice solamente en la disciplina. Hace algunos años los jugadores de seven eran jugadores de 15 que se juntaban cada tanto a jugar. Hoy eso cambió, son jugadores de seven y se entrenan solamente para jugar en esta modalidad. Siguen yendo a sus clubes pero casi no juegan, la prioridad es el seleccionado de 7s. Obviamente que para esto hizo falta que la Unión Argentina ayude económicamente a los chicos para que puedan especializarse como se debe.

6. Los jugadores más experimentados son claves para el equipo. Gastón Revol es mucho más que un jugador dentro de la cancha. Es un entrenador, un guía turístico y hasta un hermano mayor para todos los nuevos. Porque es parte del equipo hace más de diez años y con sus más de 100 etapas conoce a la perfección todo lo que tiene que ver con el mundo del Seven. No solo es el juego, conoce a los referees, a los dirigentes, a los contrarios, a los aeropuertos, a los hoteles y eso facilita todo para todos. Un jugador importantísimo para el plantel.

7. Por último, la confianza del equipo y sus componentes. Es lindo verlos jugar y pareciera que ser los mejores no les pesa, o por lo menos hasta ahora no les pesó. Ya no llegan más a los torneos como un equipo del montón, se convirtieron en el gran equipo a vencer. Esto significa que los demás se preparan de una manera distinta porque saben que para ganarles tienen que dar algo más, pero hasta ahora el equipo sigue a paso firme y es uno de los fuertes candidatos a pelear por la medalla en los Juegos Olímpicos de París, el gran objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *