Twitter dio marcha atrás con los cambios en los retuits

Tecnología

Volvió al formato original: ya no será necesario incluir una cita antes de compartir el contenido.


En octubre la red social cambió la forma de hacer retuit: al presionar en esta opción se abría la función citar (QT por sus siglas en inglés: “quote tweets”), para que el usuario añadiera un comentario o contexto a lo que iba a replicar. Se podía, de todos modos, compartir el mensaje sin sumar ningún comentario. Para hacerlo había que dejar el espacio en blanco y luego presionar retuit.

El objetivo de ese cambio era fomentar la reflexión y amplificación de mensajes entre los usuarios. Pero al parecer esta estrategia no funcionó y por eso ahora la plataforma anunció que se volverá a implementar el formato tradicional.

“Nuestro objetivo al impulsar QT (en lugar de retuits) era fomentar una amplificación más reflexiva. No creemos que esto haya sucedido en la práctica. El uso de tuits con citas aumentó, pero el 45% de ellos incluía afirmaciones de una sola palabra y el 70% tenía menos de 25 caracteres”, informó la red social desde su cuenta oficial.

También mencionaron que hubo una disminución general del 20% en el uso de retuits y tuits con citas. Así es que ya no se solicitará incluir citas desde el botón de retuit.

“Continuaremos enfocándonos en fomentar una amplificación más reflexiva. Creemos que esto requiere múltiples soluciones, algunas de las cuales pueden ser más efectivas que otras. Por ejemplo, sabemos que pedir que se lean los artículos conduce a un intercambio más informado”, se destacó. Esto último hace alusión a un cambio implementado a fines de octubre que recuerda a los usuarios cuando van a retuitear un artículo que primero se aseguren de leerlo antes de compartir.

Cabe recordar que la plataforma implementó también algunas medidas para combatir la desinformación como incluir etiquetas en contenido que incluye contenido falso o engañoso. Para llegar a esta categorización se evalúa el tuit y se contrasta con la información proveniente de medios de comunicación fiables y otras fuentes reconocidas y relevantes al contenido que se difunde. Este trabajo se notó especialmente durante toda la previa de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

“Aproximadamente 300,000 tuits han sido etiquetados según nuestra Política de Integridad Cívica por ser contenido cuestionado y potencialmente engañoso. Estos representan el 0,2% de todos los tuits relacionados con las elecciones en EE. UU. que fueron publicados durante este período”; se menciona en el blog oficial de la compañía.

456 de esos tuits también estaban cubiertos por un mensaje de advertencia y tenían características de participación limitadas: los tuits se podían citar pero no retuitear, responder o dar me gusta.

“Aproximadamente el 74% de las personas que vieron esos tuits los vieron después de que les aplicamos una etiqueta o un mensaje de advertencia.Vimos una disminución estimada del 29% en los tuits con citas de estos tuits etiquetados debido en parte a un mensaje que advirtió a las personas antes de compartir”, se menciona en el comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *