Schwartzman hizo historia para el tenis nacional

Deportes

El Peque se sumó a un selecto grupo de tenistas que se clasificó para el torneo que reúne a los mejores de la temporada a nivel individual. 


Tuvieron que pasar dos años para que el tenis argentino vuelva a tener a una de sus raquetas en el ATP Finals, el torneo que reúne a los mejores de la temporada en el famoso estadio O2 de Londres, territorio británico. Después de completar una gran temporada, la más importante de su carrera profesional, Diego Schwartzman se aseguró ser uno de los que competirá en el histórico Torneo de Maestros del circuito masculino. A pesar de caer en los cuartos de final del Masters en París ante el ruso Medvedev, el triunfo de Rafael Nadal contra Carreño Busta le dio el último boleto al Peque.

Gracias a sumar los puntos necesarios en una extraña temporada que tuvo a la pandemia de coronavirus como protagonista, el Peque se convirtió en el octavo argentino de la historia en clasificarse al campeonato que definirá quién es el tenista top del 2020. Tras haber alcanzado las semifinales en Roland Garros, sumado a ser finalista del ATP Masters 1000 de Roma -cayó contra el número 1 del mundo, Novak Djokovic- y a la del ATP en Colonia, Schwartzman ratificó su condición de top ten en lo que va del año y alcanzó su mejor ranking histórico.

A la espera de lo que será su participación en el ATP Finalsotras siete raquetas argentinas dijeron presente en el evento que oficia como cierre de la temporada del tenis profesional. El jugador con la mayor cantidad de presencias en la historia es Guillermo Vilas, que jugó en ocho oportunidades el por entonces llamado Masters Grand Prix.

Con marca de 16 triunfos y 11 derrotas, el mejor tenista argentino de la historia se consagró campeón en la edición de 1974, la primera en la que participó, luego de vencer a Ilie Nastase en una apasionante definición a cinco sets que se jugó en Melbourne, Australia, por 7-6, 6-2, 3-6, 3-6, 6-4. Además, Vilas actuó en el 75, 76, 77 y 78 -en las primeras tres alcanzó las semifinales- y luego de estar ausente en 1979, repitió participaciones en 1980, 81 y 82, donde volvió a clasificarse entre los mejores cuatro del torneo que se jugó desde 1977 hasta 1989 en la ciudad de Nueva York, en el corazón de los Estados Unidos.

El segundo argentino en la lista de más presencias en las finales de la ATP es Juan Martín del Potro con cinco actuaciones. La Torre de Tandil, hoy ausente del circuito por estar en plena recuperación de la lesión en la rótula de su rodilla derecha, fue la última raqueta celeste y blanca que pisó Londres. En 2018, tras completar una de sus mejores temporadas en el circuito, alcanzó el puesto 4 en el ranking y fue finalista del US Open. Pero por sufrir la primera fractura en la rótula de la rodilla derecha durante el certamen de Shanghai se ausentó del campeonato definitivo del circuito profesional.

En 2008 fue su primera aparición y, un año más tarde, después de dar el golpe en el Abierto de los Estados Unidos y vencer a Roger Federer, llegó a la definición del World Tour Finals pero cayó ante el ruso Nikolai Davydenko por 6-3 y 6-4. Volvió a participar en 2012 y 2013.

El que completa el podio con mayor cantidad de participaciones es José Luis Clerc. Batata brilló a comienzos de la década del 80 y se destacó, sobre todo, en superficies lentas como el polvo de ladrillo. El ganador de 24 títulos del circuito ATP, y dos veces semifinalista en Roland Garros (1981 y 1982), jugó en cuatro ocasiones el Masters de fin de temporada. Y esas cuatro fueron en años consecutivos: participó del 80 al 83 y fue en 1982 cuando logró su mejor resultado al clasificarse a los cuartos de final de la competencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *