México es el tercer país con ciberataques en el mundo

Tecnología

A la fecha se han reportado por lo menos 300 millones 868,532 ataques con malware en el país.


Un ciberataque puede ocasionar desde pérdidas de información importantes, hasta robos, y perjuicios por hasta USD 9 mil millones, por lo que es importante tener en cuenta ciertas medidas de prevención, ya que cualquiera podría ser una víctima y no saberlo hasta que el daño está hecho.

En entrevista para Infobae MéxicoOptimiti Network señaló que pueden incluso pasar meses hasta que una persona se de cuenta que es víctima de phishing, una técnica de robo cibernético.

¿Qué es phishing?

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el phishing “es un método de ataque a través del correo electrónico enviado por un delincuente pretendiendo ser otra persona, compañía o sitio de confianza, para robar la contraseña o información sensible. Este tipo de amenazas también pueden buscar tomar el control del dispositivo o computadora.”

Aunque hay varias amenazas (malware) relacionadas con la ingeniería social como Smishing (por medio de mensajes de texto [SMS] donde solicita llamar a un número o visitar un sitio web) y Vishing (estafa por llamada telefónica que busca engañar), el Phishing es una de las más comunes.

Optimiti Network señaló que México es el tercer país con más ciberataques, solo detrás de Estados Unidos y Reino Unido, pues hasta la fecha se han reportado por lo menos 300 millones 868,532 ataques con malware.

Según Lidia Evaristo, especialista en soluciones de ciberseguridad, el 66% del malware es instalado mediante archivos adjuntos de correos electrónicos maliciosos. Anualmente estos ataques dejan pérdidas monetarias por hasta USD 9 mil millones.

El perfil de la víctima es variado, no obstante, las presas favoritas son empleados corporativos que tienen acceso a información importante como datos bancarios o manejan cuentas de clientes.

Los ciberataques de phishing, además de generar pérdidas monetarias, dejan implicaciones legales que comprometen la información de clientes, manchando la reputación de las empresas que son víctimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *