La Rioja será una de las primeras provincias en recibir vuelos de cabotaje

Nacionales

Así lo confirmó la Secretaría de Transporte y Movilidad de esta provincia, poco después de que el Gobierno nacional habilitara el regreso de ambos sectores.


Luego de casi siete meses de cuarentena ininterrumpida, el Gobierno nacional volvió a habilitar recientemente los vuelos internacionales y de cabotaje, aunque en este último caso la llegada de los aviones dependerá en última instancia de las autoridades provinciales, quienes determinarán si aceptan recibir o no vuelos en sus respectivos distritos.

Lo mismo sucede con los micros de larga y media distancia, un sector que se encontraba prácticamente paralizado desde el comienzo del aislamientos social, preventivo y obligatorio, y que ya tiene permiso para volver a funcionar, aunque bajo determinadas condiciones.

Ambos rubros fueron autorizados a retomar sus actividades a través de dos resoluciones, una del Ministerio de Transporte y otra de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), que fueron publicadas el viernes pasado en el Boletín Oficial y que detallaron los protocolos que deben cumplir las empresas en cada caso.

En este contexto, La Rioja se transformó en uno de los primeros distritos del país en confirmar la vuelta de estos dos sectores, al anunciar este domingo que se reanudarán los vuelos entre esta provincia y la ciudad de Buenos Aires, al igual que el servicio de ómnibus de larga distancia pero solo “para trabajadores esenciales o personas que se trasladen por razones de salud” ante la pandemia de coronavirus.

El Gobierno nacional ya autorizó estos dos servicios para el país pero cada gobernador debe aceptar su puesta en marcha y así lo hizo la administración de Ricardo Quintela, aunque todavía no explicitaron detalles sobre tarifas, frecuencias y los protocolos sanitarios.

Ariel Vargas, vocero de las empresas nacionales de transporte en La Rioja, dijo a la radio local Fénix que “hasta el momento no se sabe cómo se va a aplicar” el retorno de estas actividades, ya que aún “no hay nada definido, es todo muy reciente”.

No obstante, el representante del sector adelantó que “debido al protocolo y a la distancia que tiene que haber entre pasajeros, seguramente el costo del boleto duplicará el precio actual para que pueda ser rentable” para las compañías.

“Solo se permitirá al 25% de la capacidad, es un pasajero por una fila por medio. Sería un pasajero cada cuatro, y en cada micro entrarían entre 12 y 13 pasajeros”, agregó Vargas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *