Juntos por el Cambio se encamina a votar en contra del presupuesto

Política

Aunque el Frente de Todos accedió a algunas modificaciones, desde la oposición las consideran “insuficientes”.


Carlos Heller arrancó la reunión de comisión de Presupuesto y Hacienda con un anuncio: que el dictamen para el Presupuesto 2021 se firmará recién el próximo jueves. Hizo referencia a las múltiples reuniones que se están realizando y los pedidos que han acercado legisladores y gobernadores. El texto definitivo entonces estará recién dentro de 48 horas. Mientras tanto siguen las conversaciones pero el gesto parece no alcanzar y Juntos por el Cambio parece encaminada a votar en contra del dictamen previsto para la próxima reunión.

De todos modos, en la alianza opositora hay matices. Los más prudentes son los negociadores: Luis Pastori por la UCR, Luciano Laspina por el PRO, y Paula Oliveto de la Colición Cívica. Pastori por ejemplo prefiere no emitir opinión mientras se mantienen abiertas las puertas de negociación. Oliveto le dijo a Infobae que “hoy como está no lo acompañamos, el Presupuesto es inconsistente” pero aclaró que “estamos dentro de un margen de conversación, lo más serio es ver cuál es el dictamen del oficialismo para ver qué vamos a hacer”. El texto final estaría esta noche o mañana, prometió Heller.

En paralelo al arranque del debate de hoy, los técnicos del Congreso empezaban a trabajar en el interior del recinto de donde retiraron una línea de pantallas que impedía la utilización de una hilera de bancas. La indicación partió de la presidencia del cuerpo después de que todos los bloques firmaran la renovación del protocolo de funcionamiento remoto y mixto. Juntos por el Cambio solicitó mayor presencialidad para el debate del Presupuesto y del Aporte Solidario, más conocido como impuesto a las grandes fortunas. Para acceder a ese pedido, se subirá una línea de pantallas lo que permitirá ampliar la capacidad del lugar de manera que entre las bancas y los palcos alcance el espacio para quienes soliciten estar en la sesión en forma presencial. En principio podría haber convocatoria para el próximo martes 27, aunque aún no hay fecha oficial.

En ese contexto, el interbloque de Juntos por el Cambio mantuvo este lunes por la noche una reunión para definir la posición frente a las proyecciones enviadas por el Poder Ejecutivo. La mayor parte de los diputados pidieron votar en contra, a pesar de que algunos consideran que se debe dar al Presidente un instrumento como el Presupuesto para gestionar y como una fuerte señal a los mercados, al FMI y a los inversores. El fin de semana volverán a discutir, antes de que haya sesión. Los más condicionados son los radicales, que tienen tres gobernadores, y el PRO, que tiene a Horacio Rodríguez Larreta como jefe de gobierno de la Ciudad. La foto del día los anticipa sin dar apoyo, ni siquiera en general.

La lista de pedidos de la oposición fue acercada en una serie de conversaciones con el presidente de Diputados, Sergio Massa, y con el secretario de Hacienda, Raúl Rigo. Incluso en una participaron los gobernadores Gustavo Valdés (Corrientes), Gerardo Morales (Jujuy), Rodolfo Suárez (Mendoza) y el ministro de Economía porteño, Martín Mura. A diario hay conversaciones, casi permanentes, entre oficialismo y oposición.

En la comisión de hoy Heller pidió que “valoren el esfuerzo global” y prometió pasar una planilla con cambios al texto, obras y cambios solicitados. Hoy mismo, según dijo, estuvo reunido con funcionarios de Economía hasta las 14.50, diez minutos antes de conectarse a la comisión. Resultado de ese encuentro es una lista de cambios al Presupuesto que incluye algunas de las requisitorias tanto de diputados oficialistas como opositores. Desde el Senado también acercaron pedidos y propuestas para evitar cambios a la ley cuando se debata en la cámara alta.

Una de las principales quejas fueron los subsidios al transporte. De los $90.000 millones, sólo $13.000 millones estaban destinados a las provincias mientras que los restantes $77.000 corresponden al Área Metropolitana, es decir la Ciudad y el Conurbano. La cifra se subió en $7.000 millones por lo que los subsidios totales a las provincias serían de unos $20.000 millones.

Para la principal oposición falta saber de dónde saldrán esos $7000 millones extra, además de que se cuestiona el pronóstico de inflación (29%), los ingresos, el dólar que está proyectado en $102. “La rebaja del gasto es una ficción”, consideró un legislador que también apuntó que no existen las transferencias de ganancias del Banco Central que en realidad son, apuntó, “emisión monetaria”.

Desde Juntos por el Cambio algunos importantes diputados, de peso en las decisiones, se mostraron dispuestos a considerar el dictamen del oficialismo en caso de que se cambie alguno de estos puntos. “Sería una muestra de confianza y seriedad tener un Presupuesto votado por consenso”, insisten todavía los más conciliadores en una fuerza política que esta semana discontinuó sus encuentros de dirigentes tras algunos roces, justamente, por la mirada respecto a las negociaciones o actitudes frente al Gobierno. Como pidió Elisa Carrió, que llegó a discutir con el propio Mauricio Macri, hay quienes consideran que no deben alentarse más roces aunque desconfían de la apertura del oficialismo.

“Todo va para Buenos Aires”, se quejó un diputado del PRO que cree que la principal apuesta electoral del Frente de Todos es la provincia que gobierna Axel Kicillof. El mismo análisis hizo el legislador cuando el oficialismo avanzó con el proyecto de traspaso de la policía con el que se fijaron partidas a transferir de Nación a la ciudad de Buenos Aires que implican un fuerte recorte, otro más después de la marcha atrás que dio Alberto Fernández con el porcentual dejado por Mauricio Macri.

En ese marco, para otro diputado son “insuficientes” las propuestas escuchadas en boca de Heller que prometió enviar el borrador esta noche o mañana por la mañana para que sean estudiadas en detalle. Además de los cambios en transporte hubo un ligero aumento presupuestario para las Universidades y partidas por $4110 millones en concepto de obras para distribuir entre los distritos, todos reclamos de la oposición de Juntos por el Cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *