En un día cargado de emociones, Boca le ganó a Newell’s

Deportes

Dalma, una de las hijas de Diego, asistió a La Bombonera donde le rindieron homenajes al Diez. 


Boca le ganó a Newell’s 2-0 con dos golazos de Edwin Cardona, a los 11 y 19 minutos del primer tiempo. Wanchope Ábila malogró un penal a los cinco minutos del complemento, mientras que Angel Gabrielli fue expulsado en La Lepra por doble amonestación a los 40′ del primer tiempo. El encuentro, válido por la quinta fecha de la Zona 4 del torneo doméstico renombrado Copa Diego Armando Maradona, se jugó con el arbitraje de Fernando Espinoza y la televisación de Fox Sports Premium.

El primero del colombiano fue de tiro libre y tras el mismo, junto con sus compañeros, le rindieron un emotivo homenaje a Diego Armando Maradona, quien murió el pasado miércoles. Wanchope Ábila colocó una camiseta de la selección argentina del Diez sobre el césped frente a su palco, donde se encontraba una de sus hijas, Dalma Maradona, quien se acercó hasta la mítica Bombonera para también rendirle tributo a su papá.

El segundo tanto de Cardona también fue muy bueno, ya que esperó un segundo para que la barrida dentro del área de Fontanini no surtiera efecto y definió entre las piernas del arquero Ramiro Macagno. El colombiano esta vez señaló el parche con la figura de Diego Maradona, que lució en el centro de la camiseta de Boca.

Con estos tres puntos, Boca lidera el grupo con 9 puntos, seguido por Talleres de Córdoba con 8 unidades y cierran Lanús Newell’s con 4 unidades. El Xeneize quedó a un paso de asegurarse un lugar en la Zona Campeonato. Más tarde jugarán la T y el Granate.

No fue un partido más. El amor por Diego Maradona estuvo presente más que nunca en La Bombonera. El máximo ídolo del país, que durante toda su vida mantuvo un vínculo estrecho con Boca, sigue en la memoria de todos. Como las decenas de simpatizantes que se acercaron hasta el Alberto J Armando. Pese a la prohibición de aglomeraciones debido a la pandemia de coronavirus, los hinchas hinchas le rindieron tributo afuera de la cancha, con cánticos y el recuerdo imborrable del ídolo.

Ya en el campo de juego, ambos planteles y la terna arbitral también recordaron de la mejor manera a Maradona, como viene ocurriendo en todas las canchas de fútbol, y de otros deportes, del mundo.

Boca jugó un gran partido de principio a fin. Por supuesto, la tempranera expulsión de Gabrielli facilitó al local, que en el complemento mostró mucha autoridad y pudo haber marcado más tantos, de no ser por los fallos en los metros finales. Los primeros minutos de partido, Newells mostró mucha determinación, pero la jerarquía del combinado xeneize pesó. Uno de los emblemas de La Lepra como Nacho Scocco fue tempranamente reemplazado por lesión y esto también le jugó en contra.

Sin Carlos Tevez, Miguel Ángel Russo dispuso de un equipo con varios titulares, buscando rodaje de cara al encuentro entresemana por la Copa Libertadores ante Internacional de Porto Alegre, que se postergó el pasado miércoles debido a la muerte del astro. Asimismo este triunfo le permitió quedar a un paso de la Fase Campeonato, que le brinda al ganador un boleto en la próxima Copa Libertadores. La gran figura del partido fue, sin dudas, Edwin Cardona. No solo por los dos golazos, sino porque se adueñó del equipo y manejó los hilos de cada ataque. El colombiano se asoció muy bien con Mauro Zárate, y sacó provecho en cada subida de Frank Fabra por la izquierda.

La postura de Newell’s fue extraña para sus propias necesidades, ya que una derrota lo dejaba eliminado de acceder a la Fase Campeonato y condenado a la Complementaria, como finalmente ocurrió, una fecha antes de la finalización de la ronda de grupos. Sin embargo el equipo rosarino careció de rebeldía, se resignó demasiado rápido a su suerte, pese a contar con nombres experimentados como los de Maximiliano Rodríguez, Pablo Pérez o Ignacio Scocco, que también se fue muy temprano a las duchas por una lesión en el primer tiempo.

Y el final fue a pura emoción, como todo lo que rodeó al partido, con los jugadores de Boca aplaudiendo a Dalma Maradona al pie del palco del Diez en una Bombonera desierta, y el agradecimiento bañado en llanto de su hija, para que el domingo terminara sin alegrías, pese al triunfo boquense, sino cubierta de emoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *