El Gobierno bonaerense llegó a un arreglo con los presos

Nacionales

El 14 de noviembre regresan las visitas familiares.


Tras un conflicto que se inició hace varios días en diferentes penales de la provincia de Buenos Aires, fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) confirmaron  que el sábado 14 de noviembre se habilitarán las visitas a la unidades penitenciarias de la Provincia, “dando estricto cumplimiento a los protocolos de seguridad sanitaria para la preservación de la salud pública”.

El acuerdo desactivó una intensa y violenta jornada luego de que las visitas de los familiares de los internos resultaron suspendidas el 12 de marzo de este año para evitar la propagación del COVID-19 en las cárceles.

Los presos de las cárceles de la provincia de Buenos Aires volvieron esta semana a reclamar que se reanude el régimen de visitas y que mejoren las condiciones de alojamiento. Las protestas comenzaron el lunes pasado en la Unidad Penitenciaria Nº 42 de Florencio Varela, donde los internos anunciaron una huelga de hambre hasta que atendieran su pedido. Las manifestaciones luego se replicaron en otros complejos carcelarios. Y hoy los detenidos también tomaron los techos.

Fuentes penitenciaras le agregaron que “se pudo arribar a este acuerdo a través del funcionamiento de las mesas de diálogo que se conformaron en los penales de la Provincia y en donde participaron autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, representantes del Poder Judicial y organismos de Derechos Humanos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *