El dólar libre bajó pero el BCRA perdió USD 120 millones de reservas

Economía

Apareció una inusual oferta vendedora que hizo caer al blue casi 5%, a $181.


Antes de conocerse el resultado de una licitación de bonos del Tesoro considerada clave para apuntalar las débiles expectativas que lastran a los mercados, las cotizaciones alternativas del dólar se negociaron con importantes bajas.

Mientras que en el reducido mercado informal llamó la atención la irrupción de importantes lotes de divisas para la oferta, que interrumpieron cualquier reacción alcista que pudiera tomar el dólar blue, en el mercado formal el BCRA se vio obligado a vender dólares ante la ausencia de oferta privada.

El dólar libre restó nueve pesos (-4,7%), a $181 para la venta. La divisa informal llegó a a caer diez pesos en los primeros negocios, el retroceso nominal más amplio desde el pasado 18 de mayo, cuando también cedió diez pesos.

La referencia de “manos amigas” se relaciona a empresas que acceden a dólar formal o tienen amplio stock de divisas, para revenderlo en el paralelo -incluso no se descarta un aval oficial a esta operatoria-, y así presionar a la baja de las cotizaciones.

“Es probable que haya ventas aisladas y ‘manos amigas’, ya lo hemos visto tantas veces, y más en un día como el de hoy, en el que está todo el mundo esperando lo que pase con la licitación. Además el BCRA salió a vender muchos dólares en el oficial. De alguna manera se intentan reflejar resultados positivos en los distintos mercados, y el blue es un de ellos”, comentó otro analista financiero que ejerció altos cargos en entidades de la City porteña.

La brecha cambiaria se redujo al 131%, después de haber llegado al 150% el pasado viernes, con un dólar mayorista que registró alza marginal de cuatro centavos, a 78,30 pesos.

El monto operado en el segmento de contado (spot) sumó unos 255 millones de dólares. Fuentes privadas estimaron en unos USD 80 millones el saldo neto negativo del BCRA por sus intervenciones.

“La demanda de la divisa norteamericana, a pesar de las diversas y en algunos casos fuertes restricciones establecidas desde el BCRA y Economía, siguen generándole un dolor de cabeza al ente rector, quien debe intervenir, aún cuando los dólares lejos estén de sobrarle”, refirió el analista de mercados Carlos Risso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *