Dólar: la cotización libre cayó nueve pesos y está en $181

Economía

La brecha cambiaria con el oficial mayorista se reduje al 131%, tras haber alcanzado la semana pasada el 150%.


Los precios alternativos del dólar, los que se operan por fuera del cepo en el mercado paralelo, exhibieron una definida tendencia bajista, con la expectativa puesta en la licitación de deuda que el Ministerio de Economía realizará este martes destinada a absorber pesos del sistema financiero y quitarle presión al tipo de cambio.

El dólar libre restó nueve pesos (-4,7%), a $181 para la venta. La divisa informal llegó a a caer diez pesos en los primeros negocios, el retroceso nominal más amplio desde el pasado 18 de mayo, cuando también cedió diez pesos.

Aparecen paquetes de USD 200.000 dólares a dos pesos debajo de la cotización del momento. Lo que no está claro es si se trata de manos amigas o no, pero las posturas vendedoras aparecieron dos o tras veces a lo largo de la jornada y lo han bajado”, explicó off the record un consultor financiero.

La referencia de “manos amigas” se relaciona a empresas que acceden a dólar formal o tienen amplio stock de divisas, para revenderlo en el paralelo -incluso no se descarta un aval oficial a esta operatoria-, y así presionar a la baja de las cotizaciones.

“Es probable que haya ventas aisladas y fuego amigo, ya lo hemos visto tantas veces, y más en un día como el de hoy, en el que está todo el mundo esperando lo que pase con la licitación. Además el BCRA salió a vender muchos dólares en el oficial. De alguna manera se intentan reflejar resultados positivos en los distintos mercados, y el blue es un de ellos”, comentó otro analista financiero que ejerció altos cargos en entidades de la City porteña.

La brecha cambiaria con el oficial mayorista, que mantuvo el gradual sesgo alcista con la tutela del Banco Central, llegó el viernes a casi 150%, para ceder ahora al 131 por ciento. La divisa interbancaria ascendió cuatro centavos este martes, a $78,30 pesos.

El monto operado en el segmento de contado (spot) sumó unos 255 millones de dólares. Fuentes privadas estimaron en unos USD 80 millones el saldo neto negativo del BCRA por sus intervenciones.

“La moneda estadounidense se mantuvo operando con tono demandado y con escasa respuesta del lado de la oferta genuina”, sintetizó Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio.

En tanto, las paridades bursátiles de contado con liquidación y MEP se transan a $164 y $156, con caídas de uno tres pesos, respectivamente.

La atención de los agentes del mercado pasa por lacolocación prevista para este martes de un nuevo bono dollar linked, exclusivo para fondos de inversión. Además, se colocarían Letras ajustadas por CER y otra Letra a tasa fija, ambas a diciembre. También un bono CER a 2021 y otro con tasa Badlar a 2021.

El Ministerio de Economía licitará Letras y Bonos en moneda local, con los que buscará captar unos $60.000 millones, y colocará el equivalente a USD 1.000 millones con un bono atado al tipo de cambio (dollar-linked), el cual es un instrumento que sirve como cobertura frente a la expectativa de devaluación.

“De esta manera, el Gobierno busca ‘rollear’ (renovar) vencimientos de corto plazo y secar una parte de la plaza en pesos que se amplió de manera creciente por la gran emisión monetaria”, apuntaron desde Research for Traders. “Creemos que el nuevo bono dollar linked sea altamente demandado por los inversores, en un contexto en el que la brecha cambiaria se mantiene por encima del 100%”, agregaron.

Desde el pasado 15 de septiembre, con el ajuste del control de cambios, las cotizaciones alternativas del dólar escalaron con fuerza y se diferenciaron del fundamento monetario al que se habían apegado desde que la administración de Mauricio Macri llevó al cepo a un límite de USD 200 mensual para individuos, el 28 de octubre del año pasado, después de las elecciones presidenciales.

Fruto de las dudas que despertó hace seis semanas la sustentabilidad del actual esquema cambiario, luego de que el Gobierno decidiera la aplicación de un impuesto del 35% a la venta de divisas para atesoramiento y consumos en el exterior -como adelanto de la percepción de Ganancias-, y la restricción del acceso de dólares para que las empresas paguen deuda en el exterior, se acentuó la tendencia declinante de los depósitos en moneda extranjera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *