Cómo fue el diálogo entre el FMI y los economístas de la oposición en medio de la crísis

Economía

El contacto estuvo a cargo de la misión de los técnicos del organismo, Luis Cubedu y Julie Kozack, que volverán a mediados del mes próximo para avanzar en la negociación de un nuevo acuerdo; la visión de los referentes del macrismo sobre la situación actual.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) tomó contacto con técnicos de la oposición para conocer su diagnóstico sobre la complicada situación que atraviesa la economía argentina.

El diálogo estuvo a cargo de la misión que lidera Luis Cubeddu, con la supervisión de la vicejefa del FMI para el Hemisferio Occidental, Julie Kozack.

Fuentes relacionadas con este contacto confirmaron que la charla telefónica, que se mantuvo con muy bajo perfil para no herir la susceptibilidad del Gobierno, se concretó entre la misión y quien actualmente emerge como principal referente público de Juntos por el Cambio, Hernán Lacunza. Pero también hubo otros contactos con varios economistas que actúan en forma independiente y, a la vez, tienen contacto asiduo con la política, como Martín Redrado y Daniel Marx. De hecho, Redrado suena en el mercado en forma recurrente como posible ministro de Economía si logra superar el “veto” político de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Ayer, justamente, Redrado y Lacunza compartieron un panel en el Coloquio de IDEA antes del ministro Martín Guzmán, quien buscó transmitir un mensaje de calma en medio de la suba del dólar libre hasta los 178 pesos.

El staff quería saber la visión de Lacunza sobre el rumbo y las medidas económicas que adoptó el Gobierno frente a la crisis financiera. El último ex ministro de Economía del presidente Mauricio Macri les repitió lo mismo que dijo en público en estos días: que el combate por el valor del dólar no es pasajero y que, por lo tanto, requiere de medidas de fondo para que regrese la estabilidad cambiaria.

Como expresó hoy en el Coloquio de IDEA, también les dijo que el Gobierno no debería entrar cada vez más en el cepo, sino entender cómo puede hacer para salir, sin apuro, pero en forma consistente. También señaló hoy que el cepo tiene una efectividad decreciente, como lo demostró el aplicado entre 2011 y 2015 en el segundo mandato de Cristina Kirchner.

Los contactos del FMI con la oposición buscan testear si, ante la eventual necesidad de que haya medidas fuertes de política económica, habrá consenso en caso de que éstas deban ser aprobadas en el Congreso Nacional.

En otros contactos, los técnicos del organismo dejaron entrever que no tienen una posición dogmática sobre la posibilidad de que el Gobierno aplique en forma transitoria un desdoblamiento cambiario formal, siempre que sea parte de una estrategia u hoja de ruta, como dijo esta semana la titular del Fondo, Kristalina Georgieva.

De hecho, Georgieva cambió en forma radical el contenido de sus mensajes luego del regreso de la misión a Washington, al abandonar su tradicional diplomacia retórica para advertir durante la asamblea anual del organismo que el país vive una situación dramática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *