Cafiero expondrá ante el Senado

Política

Será la tercera presencia del jefe de Gabinete ante la Cámara alta.


Santiago Cafiero respondió 760 preguntas en su tercer informe al Congreso, el segundo ante el Senado de la Nación. Por escrito, las respuestas del jefe de Gabinete de Ministros ocuparon 706 páginas y fueron remitidas dos días antes de su presentación, la que está prevista para las 14 de este miércoles en una sesión especial. Del total del cuestionario que contiene las consultas de 35 senadores, la mitad del cuerpo, 294 preguntas fueron realizadas por representantes de la UCR, 197 por senadores del PRO y 171 por senadores del Frente de Todos. Al tope figura el Ministerio de Economía, seguido por el de Salud, el de Desarrollo Productivo, el de Obras Públicas y el de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Cafiero también debió contestar sobre la tarea de la Oficina Anticorrupción y organismos y empresas estatales como AFIP, Anses, PAMI, Banco Central, AySA, Aerolíneas Argentinas y Sedronar, por ejemplo.

La décima pregunta, del fueguino Daniel Blanco (UCR), apuntó a la reforma tributaria de la que habló Mercedes Marcó del Pont y a un eventual aumento de impuestos. “El gobierno anterior llevó a cabo una reforma tributaria en 2017 que debilitó las finanzas públicas sin que eso se tradujera en mayor crecimiento económico y generación de empleo. Por el contrario, se le quitaron recursos al Estado, volviendo insostenible las finanzas públicas, mientras que aumentó la pobreza y el desempleo”, culpó a la gestión de Cambiemos. Y continuó con su argumentación sobre los cambios tributarios que podrían implicar SUBAS: “El Gobierno nacional considera que el nivel tributario debe estar en consonancia con dicha sostenibilidad, para que las políticas públicas que el país necesita puedan ser mantenidas de forma ordenada. Todos los cambios que se propongan estarán guiados por ese principio rector”.

Aclaró que cualquier modificación será propuesta al Congreso para su debate. Sobre los ejes habló de un sistema “más progresivo” y “más simple” con el objetivo de “facilitar el cumplimiento normativo de los contribuyentes”.

Fue el oficialista Luis Alfredo Luenzo, de Chubut, quien le consultó si el Poder Ejecutivo tiene previsto enviar para el tratamiento del Congreso de la Nación, en lo que resta del período legislativo correspondiente al año 2020, algún proyecto de ley que tenga como finalidad la regulación de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE).

La pregunta 322 tuvo la siguiente respuesta (resumida): “Como fue anunciado por el Presidente de la Nación en la Apertura de Sesiones del día 1 de marzo, efectivamente, el Poder Ejecutivo Nacional ha elaborado un proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que está listo para ser enviado al Poder Legislativo cuando se considere que están dadas las condiciones para la discusión parlamentaria sobre este tema, dado el singular contexto actual marcado por la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19. Garantizar derechos es una prioridad de esta gestión. El compromiso con los derechos sexuales y reproductivos constituye un eje de la gestión, en particular con el acceso a la salud reproductiva y al acceso a la atención integral de las personas con derecho a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE)”.

Recordó además que el Ministerio de Salud (Resolución 1/2019) aprobó el “Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo” y que publicó su primera guía sobre Interrupción legal del embarazo (ILE) con medicamentos.

“Una vez presentado el proyecto, se impulsará el debate, para que todos los sectores puedan ser representados y lograr así el consenso y la mayoría necesaria para que sea ley”, consideró.

Entre algunas preguntas, ‘distintas’ la senadora porteña Guadalupe Tagliaferri (PRO) quiso saber cuántos transplantes se realizaron en los seis meses de aislamiento obligatorio. Cafiero citó datos del Ministerio de Salud, a través del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), según los cuales entre el 20 de marzo y el 14 de septiembre, 435 pacientes de la lista de espera recibieron un trasplante de órganos. En total se realizaron 258 trasplantes renales, 110 hepáticos, 37 cardíacos, 13 renopancreáticos, 9 pulmonares, 5 hepatorrenales, 2 cardiorrenales y 1 pancréatico. Se realizaron además 149 trasplantes de córneas.

Tagliaferri, que hizo 89 preguntas, también consultó sobre la ayuda a pymes que desaparecen en este contexto. Pocas veces en sus respuestas apeló a la ‘herencia’ recibida de la gestión de Mauricio Macri, a diferencia de lo que ocurrió en el recinto en sus presentaciones. En este caso sí lo hizo: “El Ministerio de Economía informa que las empresas Pymes son las que más sufrieron en los últimos años debido a la profunda crisis macroeconómica que tuvieron que enfrentar durante el período de gobierno anterior, en el cual se conjugaron caída de las ventas por el ajuste en los salarios, incrementos de las tasas de interés que llegaron a superar 70% anual, tasa de inflación superior a 50% e incrementos tarifarios que hicieron imposible la continuidad de muchas empresas. A esta primera “pandemia económica”, le sucedió la pandemia sanitaria que desde marzo azota al mundo y que impide desarrollar normalmente actividades que concentran personas, como bares, restaurantes, espectáculos, así como el desplazamiento que afecta principalmente el sector de turismo y transporte de pasajeros. El Gobierno puso en marcha numerosas medidas al respecto. En este sentido, el Ministerio de Desarrollo Productivo tiene la misión y el compromiso de trabajar para el fortalecimiento y desarrollo de las PyMEs que conforman el entramado productivo argentino”, indicó.

“El acceso al crédito fue la base sobre la que se comenzó a trabajar para reanimar a un sector de la economía que no pudo financiarse de esa forma en cuatro años. Esta política de accesibilidad financiera tomó más fuerza a partir de la llegada de la pandemia”, agregó Cafiero que se refirió a la aprobación de un crédito de US$ 500 millones proveniente de la reorientación de recursos de su cartera con Argentina el BID que apoyará un programa de dos nuevas líneas de crédito para la Reactivación Productiva PyME y Financiamiento para el Cambio Estructural por un total de $448.000 millones, entre otras medidas.

Más allá de las consultas sobre el COVID-19 (sobre el número de respiradores, las previsiones para la compra de vacuna, la salida del aislamiento, las medidas para los distintos sectores) hubo varios legisladores que consultaron a Salud sobre el cultivo del cannabis medicinal, sobre el impacto de la producción de cerdos para la exportación a China y sobre un posible viaje del Presidente a ese país. Cafiero explicó que la fecha dependerá de la evolución del contexto sanitario internacional. Por otra parte negó que el 10 de noviembre esté prevista una vista de autoridades chinas a la Argentina aunque explicó que “la cooperación con la República Popular China en lo referente al desarrollo de fuentes de energía alternativas, como puede ser el caso de la energía solar fotovoltaica, constituye uno de los puntos relevantes en la agenda bilateral que se maneja con dicho país”. Como ejemplo mencionó 15 proyectos de empresas chinas en el sector de energías renovables que implican inversiones por más de USD 1.644 millones.

La número 196 fue realizada, entre otras, por Anabel Fernández Sagasti (FdT). La mendocina mencionó la nueva reglamentación de la Ley 27.350, que impulsa la producción pública de aceite de cannabis, el cultivo con fines terapéuticos y el expendio de aceites en farmacias: “¿Cuándo estima que entrará en vigencia y se habilitará el registro nacional voluntario de los pacientes y familiares de pacientes que sean usuarios de aceite de cáñamo y otros derivados (Reprocann)?”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *