Así fue la primera jornada de vacunación en el Reino Unido contra el COVID-19

Internacionales

El procedimiento comenzó sólo en 50 hospitales en todo el país, debido a la necesidad de mantener la vacuna de Pfizer/BioNTech a muy bajas temperaturas.


El Reino Unido empezó el martes a vacunar a su población contra el covid-19, la primera campaña de ese tipo en un país occidental, mientras que Europa, en plena segunda oleada, ya superó los 20 millones de contagios.

En el Reino Unido, el momento, anhelado e “histórico”, se tradujo en una imagen: Margaret Keenan, una anciana de 90 años, sentada en un sillón con el brazo extendido, conversando tranquilamente con una enfermera en un hospital de Coventry, en el centro de Inglaterra.

“Me siento muy privilegiada por ser la primera persona en ser vacunada contra el covid-19, es el mejor regalo de cumpleaños por anticipado que hubiera podido esperar”, declaró Keenan ante los fotógrafos, una semana antes de celebrar sus 91 años.

La mujer fue la primera paciente del mundo en recibir la vacuna de los laboratorios estadounidense Pfizer y alemán BioNTech en el país más enlutado de Europa, con 62.000 muertos.

Mientras tanto, el primer ministro británico, Boris Johnson, dio las gracias a sanitarios y científicos por hacer posible el comienzo de la vacunación.

”Hoy empiezan las primeras vacunaciones en el Reino Unido contra la covid-19. Gracias a nuestro NHS (Sanidad pública), a todos los científicos que trabajaron tan duro para desarrollar esta vacuna, a todos los voluntarios”, escribió Johnson en su cuenta de Twitter.

El jefe del Gobierno, quien en abril estuvo hospitalizado tras contagiarse del virus, también dio las gracias a los que han cumplido con las medidas restrictivas para controlar la enfermedad y concluyó su tuit afirmando: “Vamos a combatir esto juntos”.

“Es increíble ver salir la vacuna, es increíble ver este tremendo impulso para toda la nación pero no podemos permitirnos relajarnos”, declaró Johnson tras visitar uno de los centros de vacunación. Todavía “no hemos derrotado al virus”, subrayó llamando a todo el mundo a aceptar la inyección sin miedo.

Por su parte, el líder de la oposición laborista, Keir Starmer, escribió en Twitter que este martes es un “día trascendental” y resaltó que “hay luz al final del túnel”.”Es crucial que todos continuemos cuidándonos al seguir las recomendaciones de la sanidad pública”, agregó el líder laborista.

En el Reino Unido, la vacunación comenzó solo en hospitales, 50 centros en total, debido a la necesidad de mantener a muy baja temperatura, entre -70ºC y -80ºC, la vacuna de Pfizer/BioNTech de la que en los últimos días llegaron las primeras 800.000 dosis desde sus laboratorios de fabricación en Bélgica.

El éxito de la vacunación es crucial para el gobierno de Johnson, muy criticado por sus políticas erráticas contra la pandemia y enfrentado a una revuelta entre sus filas conservadoras contra las severas restricciones locales que entraron en vigor el 2 de diciembre tras el segundo confinamiento.

Para luchar contra las reticencias de algunos británicos a recibir la inyección, la reina Isabel II, de 94 años, y su marido, el príncipe Felipe, de 99, podrían ser vacunados en público en los próximos días.

El orden de vacunación proseguirá por grupos de edad regresivos, hasta los mayores de 50 años. Las autoridades esperan haber vacunado a todas las personas vulnerables hacia abril. Será “una carrera de fondo no de velocidad” advirtió el director médico de la sanidad pública británica, Stephen Powis.

El Reino Unido ha comprado 40 millones de dosis a Pfizer/BioNTech, suficientes para 20 millones de personas.

Es menos de un tercio de su población (66,5 millones), pero el país cuenta con la próxima autorización de otras vacunas, especialmente la británica de AstraZeneca/Oxford, de la que tienen reservadas 100 millones de dosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *