Alicia Castro defendió a la dictadura de Maduro

Política

La diplomática desconoció los ataques a la prensa realizados por el chavismo y confirmó su renuncia luego de la condena argentina en la ONU.


La tensión generada en las últimas horas por la postura de Argentina sobre lo que ocurre en Venezuela suma un nuevo capítulo. Luego de que el gobierno de Alberto Fernández apoyara el informe Bachelet que denuncia ejecuciones extrajudiciales, persecución a opositores y una situación de mucho deterioro instituciones en ese país, la renunciante Alicia Castro volvió a defender al régimen de Nicolás Maduro al negar que exista una persecución contra los medios de prensa independientes.

“Los medios de la oposición están vivitos y coleando”, aseguró Castro en un extenso reportaje con María O’donnell, donde no sólo defendió al gobierno de Maduro, sino que desconoció los ataques sistemáticos a la prensa y las violaciones a los Derechos Humanos condenadas recientemente en las Naciones Unidas. “Durante los 6 años que estuve de embajadora en Venezuela, nunca vi nada de lo que describe el informe Bachelet”, lanzó.

La visión de Castro no coincide con la de organismos internacionales que investigaron las atrocidades del chavismo durante los últimos años. De acuerdo a las denuncias de Humberto Prado, nombrado por el líder opositor Juan Guaidó como comisionado para los Derechos Humanos y Atención a las Víctimas, los trabajadores de la prensa en Venezuela sufrieron 162 ataques en los primeros seis meses del 2020 por parte de funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado y de los “colectivos”, considerados como grupos parapoliciales por activistas de derechos humanos, informó este miércoles la oposición. En total, 85 de esos casos ocurrieron desde el 13 de marzo, cuando comenzó el estado de alarma decretado por Maduro para frenar el COVID-19.

Es conocido y denunciado por distintas organizaciones internacionales, que decenas de periodistas están bajo lastimosas condiciones de trabajo en el país caribeño. Incluso Infobae está bloqueado por haber denunciado las violaciones a los derechos humanos cometidas por el régimen de Maduro. Sin embargo, Castro negó que haya restricciones a la actividad periodística y aseguró que el gobierno de Maduro “es demonizado por la prensa nacional e internacional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *